Naturaleza sin explotar en Jericoacoara

| 18 marzo, 2016 | 0 Comments

foto1

Jericoacoara es un paradisíaco municipio costero situado al noreste del país más extenso de Sudamérica. Su origen data de 1614, donde unos militares portugueses quedaron prendados de tan maravilloso lugar; es por esta belleza por lo que fue uno de los primeros lugares en ser colonizados. Se asentó como un pequeño poblado donde la pesca era el principal motor económico y así se mantuvo durante unos pocos siglos, cosa que contribuyó a que en la actualidad este lugar se conserve sin explotación industrial. A principios de 1900, se fundó oficialmente como pueblo de Brasil y comenzó a crecer gracias al turismo.

foto2

Es precisamente gracias a los viajeros que visitaban e inmortalizaban Jericoacoara que se ha ido convirtiendo en un destino deseado para todo aquel que busque un lugar donde disfrutar de la naturaleza libre, del sol y de las increíbles playas de arena blanca que aquí se encuentran. Uno de los ejemplos de estos lugares es el Lago del Paraíso, donde se encuentra una playa sobre este lago. El agua es cálida y cristalina y se puede disfrutar del sol en una de sus muchas hamacas. En definitiva, es un lugar perfecto para disfrutar de un día de tranquilidad con toda la familia.

foto3

Gracias a su poca contaminación ambiental, podremos disfrutar de una rica cena en la terraza del restaurante Freddyssimo, donde si miramos al cielo encontraremos multitud de estrellas brillando de manera impresionante. El antipasto, la polenta y la mayonesa de “cebolinha” son uno de los platos más aclamados de este lugar. Sin embargo, si preferimos disfrutar de una comida agradable, nada mejor que el restaurante Naturalmente, situado en primera línea de playa. La mezcla de mariscos y pescados con frutas tropicales hará las delicias de cualquier foodie y las excelentes vistas al mar plasmarán este municipio en la memoria del turista.

 

Esther JG

Articulos Relacionados:

Tags: , , , , , , , , , , ,

Category: Sin categoría

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *